Ejercicios para fortalecer el abdomen y lograr una tripa plana

Sin ejercicio no existen buenos resultados, además de una buena alimentación, la única solución que puede ser de gran ayudar a tener un vientre plano es realizar abdominales.

Los abdominales son los mejores aliados del vientre, se pueden encontrar cuatro variantes que te ayudarán a bajar la tripa. Son muy sencillos ya que se pueden hacer a cualquier hora.

Contracciones con respiración:

Trata en contraer el músculo abdominal a través de la respiración, en posición de acostada mirando hacia arriba. Realizar 3 series de 20 o 25 respiraciones.

Abdominales superiores:

Con las lumbares en el piso y las manos en la nuca, subir la parte superior del torso y volver a bajar. Es aconsejable realizar 3 series de 20, no deben hacer fuerza con los brazos ya que podrán dañar el cuello.

Abdominales inferiores:

Para poder tonificar los abdominales, balancear las rodillas hacia el pecho y luego hacia afuera, manteniendo las lumbares contra el suelo. Este ejercicio es excelente para las mujeres que tienen esa típica panza baja.

Elevaciones:

En posición de acostada con los brazos extendidos hacia atrás sujetándote de algún mueble, elevar las piernas estiradas hasta una pequeña altura y volver a descender, sin tocar el suelo y sin elevar las lumbares, la fuerza la deben hacer con el abdomen.

Los resultados de este ejercicio físico se empiezan a percibir a partir de las seis semanas, la constancia es la clave, levando un ritmo de tres veces por semana y un máximo de seis es la frecuencia ideal para que los resultados se noten.