Lesiones musculares en los deportistas

De acuerdo a un estudio se pudo comprobar que un tercio de las lesiones que padecen los futbolistas profesionales son musculares y muchas podrían evitarse con una correcta recuperación.

Los deportistas desean reincorporarse rápido y uno de cada seis jugadores se vuelve a lesionar, lo que implica un período de recuperación de hasta el 30% más que en la primera vez

Tanto la edad como así también la superficie del campo juego tienen un papel significativo en las lesiones musculares.

Las lesiones musculares son un problema muy importante para los jugadores y sus clubes, constituyen casi un tercio de todas las lesiones  en el fútbol profesional masculino y casi un 92% de todas las lesiones dañan a los cuatro grandes grupos musculares de las extremidades inferiores.

Se realizo un estudio sobre las lesiones de cerca de 2.300 jugadores en tres ligas de fútbol europeo, entre el año 2001 al 2009, los jugadores contaron un poco más de una lesión muscular grave como para estar incapacitado para participar en los entrenamientos o en los partidos por cada dos temporadas.

El estudio reveló también que más de un tercio de los jugadores que no concurren a un entrenamiento o partido cada temporada se debe a una lesión muscular. Nueve de cada diez de estas lesiones dañan los principales grupos musculares de las piernas, en especial a los isquiotibiales.

Las lesiones musculares se originan al correr o al patear el balón y no por estar en contacto con otro jugador.

Es realmente bueno que la mayoría de las lesiones fueran por correr o patear el balón, ya que los entrenadores podrían cambiar sus prácticas para disminuir estas lesiones. Las lesiones tienen cerca de seis veces más  posibilidades de que se realicen en los partidos que en las prácticas y los jugadores de entre 16 y 21 son los menos propensos, a soportar daños que los futbolistas mayores.

Uno de cada seis jugadores vuelve a lesionarse, lo que implica un período de recuperación de hasta el 30% más que en la primera lesión. Esto se debe a que se trata de regresar a jugar muy rápido luego de una lesión.